Translate-Traduzca-Traduire-Übersetzen-Перевести-翻译 - 翻译-Traduzir-翻訳 - 翻訳-

Buscar en este blog

lunes, 10 de agosto de 2015

Texas a la vanguardia en el desarrollo de la industria espacial

fuente: univision.com


Las extensas planicies deshabitadas a lo largo de la frontera con México, han dado a Texas una considerable ventaja para colocarse a la vanguardia de la naciente industria espacial comercial.

Gracias a su ubicación, que ofrece áreas remotas alejadas de importantes centros de población, además de climas secos y políticas amigables de incentivos a las empresas, la entidad se encuentra convertida en el centro de la exploración espacial privada.

Texas albergatres sitios autorizados para operar como puertos espaciales que están siendo desarrollados por diferentes empresas

Esto coloca a Texas adelante de Florida y California, las dos entidades estadunidenses que por décadas han cobijado la industria espacial gubernamental.

SpaceX, la primera compañía privada en poner con éxito en órbita una nave espacial y recuperarla y la primera y única hasta ahora en prestar servicio de transporte de aprovisionamiento a la Estación Espacial Internacional (EEI), ha puesto sus ojos en esta entidad.

La compañía, propiedad del multimillonario Elon Musk, construye en la actualidad una base de lanzamiento de cohetes espaciales cerca de la comunidad de Brownsville, en el extremo sureste de Texas a unos cinco kilómetros de la frontera con México.

La empresa espera realizar desde ese lugar a finales de 2016 unos 12 lanzamientos al año, algunos de los cuales serán parte de las misiones de abastecimiento a la EEI, que la compañía realiza bajo un contrato de casi dos mil millones de dólares con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA).

El futuro puerto espacial sobre la Playa Boca Chica, al este de Brownsville, podría servir también para el lanzamiento de satélites y de las primeras misiones espaciales tripuladas realizadas por una compañía privada.

La empresa planea reubicar ahí todos los lanzamientos que en la actualidad realiza usando los sitios gubernamentales de la NASA en Florida o de la Fuerza Aérea en California.

También cuenta en Texas con una instalación de prueba y desarrollo de cohetes en la comunidad de McGregor, al suroeste de Waco. El sitio cuenta con una plataforma de lanzamiento para la prueba de cohetes suborbitales.

Blue Origin, otra compañía que propulsa el desarrollo de la industria espacial, posee un terreno de 67 mil hectáreas en el condado de Culberson, en el suroeste de Texas a unos 60 kilómetros de territorio mexicano, desde el cual efectuó en abril pasado el lanzamiento de su primer vuelo de prueba de su nave espacial “New Shepard”.

La compañía, propiedad de Jeff Bezos, fundador del popular sitio de ventas por internet Amazon.com, está desarrollando tecnologías que permitan colocar personas en órbita a menor costo y con mayor fiabilidad.

Los planes contemplan que el cohete propulsor de la nave despegue y regrese verticalmente a la tierra.

Blue Origin ha sido hasta ahora una de las más reservadas de los distintos proyectos desarrollados por compañías privadas para la exploración especial.

Oreas dos empresas, “XCOR Aerospace” y “Orbital Outfitters”, se han asociado con la ciudad de Midland, Texas, para dejar California y reubicarse ahí a fin de utilizar el aeropuerto internacional de esa ciudad como sitio de lanzamiento para sus miskiones espaciales.

La Administración Federal de Aeronáutica (FAA) aprobó el año pasado al aeropuerto de Midland como sitio para lanzamiento de cohetes y naves espaciales, el primer aeropuerto civil en uso en el mundo que es autorizado para ello.

La terminal aérea fue rebautizada este año como Puerto Espacial y Aeropuerto Internacional de Midland.

La compañía XCOR Aerospace planea lanzar desde ahí vuelos suborbitales y la empresa Orbital Outfitters tiene planeado construir trajes espaciales para las tripulaciones de los vehículos de XCOR y operar un complejo de usos múltiples con cámara de altitud para el puerto espacial.

Sierra Nevada Corporation, otra empresa privada que trabaja en el desarrollo de una nave espacial denominada “Dream Chaser” con forma parecida a la de los transbordadores espaciales de la NASA, ha establecido un convenio con las autoridades aeroportarias de Houston para usar el aeropuerto Ellington como base.

El aeropuerto Ellington, usado actualmente para el servicio de la aviación privada, está a la espera de recibir la aprobación de la FAA para ser utilizado como puerto espacial, de forma que la nave Dream Chaser pueda descender allí.

Texas no está solo en la competencia por atraer empresas espaciales. Otras entidades que están compitiendo por ello incluyen Alabama, California, Nuevo México y Virginia.

Florida, sede del Centro Espacial Kennedy de la NASA y una de los principales competidores de Texas, creó una agencia estatal, denominada “Space Florida” para promover los negocios relacionados con el espacio.

Texas no cuenta aun con una agencia o departamento estatal dedicado a los asuntos espaciales, pero la legislatura aprobó en 2013 una serie de leyes amigables para fomentar el desarrollo de la industria espacial comercial.

La legislatura creo hace dos años un fondo dotado de 15 millones de dólares para proveer incentivos a las empresas que desarrollen puertos espaciales en la entidad.