Translate-Traduzca-Traduire-Übersetzen-Перевести-翻译 - 翻译-Traduzir-翻訳 - 翻訳-

Buscar en este blog

miércoles, 1 de abril de 2015

La tecnología que sí cambiará al futbol

fuente: unocero.com


Olvídense de la repetición instantánea en el futbol. Ese asunto tardará años en resolverse. Tampoco se dejen llevar por la “tecnología” de la cual hacen alarde las televisoras en sus transmisiones, que más bien se trata de un trabajo de posproducción audiovisual.

Opta laboratorio
Si la tecnología ha de marcar la evolución del futbol será a través del análisis de datos.

¿Alguna vez escucharon el término “moneyball”? Hasta una película hicieron sobre ello. El concepto nació en el baseball, cuando Billy Beane, gerente general de los Atléticos de Oakland, diseñó un modelo de reclutamiento de talento en el que desechó las estadísticas tradicionalmente más reconocidas, para valorar otros números del juego que solían pasar desapercibidos. En otras palabras, lo que Beane hizo fue recabar estadísticas poco comunes o nuevas y contratar a jugadores estratégicos de aparente bajo perfil para lograr un mejor desempeño de su equipo; un proceso similar al que evocan hoy en día todos los sistemas deportivos inteligentes que analizan datos para conocer, por ejemplo, cómo golpea la bola Rafael Nadal, si James Harden ejecuta correctamente sus dribles o si Colin Kaepernick lanza el balón a tiempo.

El soccer prácticamente no maneja estadísticas más allá de goles anotados, pases para gol, faltas cometidas o tiempo de posesión, que son números interesantes y divertidos, pero no son estadísticas de gran utilidad para un scouting minucioso. Sin embargo, en un partido cualquiera se viven infinidad de situaciones que ya están siendo analizadas para comprender las cualidades y el comportamiento de los jugadores en la cancha.

Opta se dedica justamente a encontrar estos patrones. Es una agencia global de análisis de datos de rendimiento deportivo, un laboratorio digital que utiliza diferentes herramientas tecnológicas para observar con lupa a los movimientos con y sin balón, reacciones y decisiones del futbolista en todo momento.

¿Y qué venden? Datos. Todo tipo de datos, ya sea para medios de comunicación que probablemente estén más interesados en estadísticas puras para crear contenido, o para clubes, que estarían más interesados en estadísticas situacionales de mayor detalle.


Y aquí es donde entra el video. El equipo de Opta documenta absolutamente todas las acciones de un partido en tiempo real y las clasifica a través de su propio software. Estos datos procesados son la base de las asesorías y servicios que ofrecen a sus clientes. Es el mismo concepto de “moneyball” pero transformado en una industria que crece día con día.

En términos prácticos, cabe una pregunta: ¿qué utilidad tiene todo esto? La respuesta es un mayor conocimiento y análisis de talento, contar con bases cuantitativas para valorar a un jugador, y tener un mejor entendimiento de las fortalezas y debilidades de un equipo, entre muchos otros usos específicos.

Esta tecnología de análisis es ajena a la acción dentro del campo, no afecta el ritmo de los partidos ni se mete con el desarrollo del juego en ninguna forma. ¿Qué opinarían al respecto los tradicionalistas que están en contra del uso de video en el futbol?