Translate-Traduzca-Traduire-Übersetzen-Перевести-翻译 - 翻译-Traduzir-翻訳 - 翻訳-

Buscar en este blog

domingo, 21 de diciembre de 2014

Estudio revela cómo reacciona el cerebro humano con el dinero

fuente: http://www.ideal.es/

Un reciente estudio ha tratado de aclarar cómo reacciona el cerebro de un ser humano ante el dinero, y las conclusiones son, cuanto menos, curiosas y dignas de ser comentadas por su posible valor antropológico y social dentro de nuestra cultura.
 ¡Insólito! Estudio revela cómo reacciona el cerebro humano con el dinero
La investigación se basaba en la siguiente premisa, un dicho popular que para muchos es cierto: el dinero cambia a las personas y las vuelve avaras, egoístas y terriblemente superficiales.

Por ello, la ciencia ha querido indagar en esta cuestión, analizando cómo reacciona el cerebro ante un aumento súbito y descontrolado de la riqueza patrimonial de una persona.
De esta forma, el medio Fondos Cotizados afirma que el 80% de personas en el mundo que ganan la lotería, se gastan toda su fortuna antes de 10 años, mientras que en Estados Unidos, el 75% lo hace en sólo 5 años totales.

De acuerdo con el estudio, el dinero genera un poder adquisitivo que lleva a que los millonarios se sientan dueños de todo, incluso de las vidas humanas. No en vano un estudio universitario de 2012 afirma que el dinero reduce la empatía.

Del mismo modo, la investigación recientemente realizada declara que el cerebro al ser expuesto a términos económicos, automáticamente empieza a razonar los beneficios que puede obtener, obligando a la persona a tomar acciones moralmente cuestionables.

En este sentido, la investigación recupera un estudio que, en el año 2010, descubrió que una alteración genética en la amígdala cerebral hacia que algunas personas no sufriesen al perder dinero.

Finalmente, la investigación también ha demostrado que el ganar dinero activa los circuitos cerebrales del placer-recompensa, pero de una manera indirecta y que, por tanto, la influencia final sobre el carácter depende de cada persona.